sábado, 15 de octubre de 2011

LUZBEL




  El día que Luzbel tocó de nuevo las puertas del cielo pidiendo perdón por milenios de rebeldia, nadie lo supo en la tierra. Solo Dios que lo miró fijamente y le preguntó:

-Al fin te arrepientes?

Luzbel bajó la cabeza y dijo:

-He perdido mi reino padre, el mundo me ha despojado y nada me queda.

  Dejó Dios entrar al vencido Luzbel y dispuso que la tierra viviera sin Satán, a su libre rumbo y albedrio.

  Y fue la tierra poblada por seres mortales, angeles caídos de alas cortantes que en su batir despiden  hambre, miseria,  enfermedades, guerras y odio.

  Luzbel es un cuento de hadas. Hasta los niños saben que el verdadero infierno está en la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario